Leandro Vicetto

14º Capítulo

Buenos Aires, Café de Lacroze 20.20hs
Estábamos todos perplejos. Nadie se movía de su sitio. El lugar estaba en plena oscuridad ya que la bala que mató al suicida, atravesó su cráneo e impactó en la única lámpara del aquel sótano. Rompió la bombita de luz en mil pedazos.
Uno de los médicos iluminó el lugar con un encendedor. Daniels ordenó que llamen a La Comisaría y avisen de la situación. Todo era un desastre. Teníamos en un cuarto oscuro a dos cadáveres, un nombre que ya era historia conocida y no aportaba demasiado y un enchastre de sangre desparramada por todos lados. Cómo le explicaría a Anny todas esas manchas incrustadas en mi ropa.

-¡Este hijo de puta me salpicó todos sus sesos! ¡Maldición! ¡Esto es un desastre! Tanto esfuerzo para nada. Podría habernos dicho algo más el infeliz.- gritaba Daniels mientras se limpiaba la cara con un pañuelo.- Iré a casa a pegarme un baño. Ya vienen en camino a limpiar todo esto. Nos vemos luego en la jefatura. Rostro, puedes irte. Ya no te necesitamos. Mañana te llamaré para que me des los detalles de la muerte del cadáver del dueño del café.- agregó.

-Muy bien, inspector, hasta mañana entonces.- respondió Rostro desanimado mientras se marchaba.

Leandro Vicetto

Acerca de Leandro Vicetto

Un tipo oscuro. Flamante incorporación de martes, nos deleita con sus relatos en forma de policial negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>