tapa
neosimio

Bajón jamón

Hubo un tiempo que fue hermoso y fui libre de verdad y comía cosas sanas, radicheta y ananá, pero desde que trabajo de mesero en el bar de Almagro, me dí cuenta que no puedo luchar contra lo que me viene dado.

Las primeras semanas fue fácil esquivar la gente ebria de entre las mesas. Me regocijaba sabiendo que mi esfuerzo era un heroísmo en el campo de los vicios. Al caer el segundo mes y ante las insistentes peticiones de mis clientes (proveedores de propinas) probé dos o tres traguitos de Legui sumado a las altas dosis de humo plantero que mis pulmones inhalaban noche a noche.

Así fui retornando de a poco a una vida involuntaria de vicios. Del prana de los mediodías al guana de las noches. Del té a la cebada. Del yamaní al maní japonés. De la meditación a la discusión. Del macrobiótico al antibiótico.

En fin. Ahora me entrego a todo. Me entrego un martes y les pido, lo disfrutemos así como es.

2 comentarios
Verónica Noonan
teleoalreves224

Esta copia

confía en tu corazón
si se incendian los mares
(y vive por amor aunque las estrellas caminen de espaldas)

no te inquiete un mundo
con sus héroes y villanos…

(pues a dios le gustan las chicas
el mañana y la tierra)

.
e.e. cummings

*

Deja un comentario
Guybrush

Hay que remar ser tan gil…

(más anécdotas ‘Guybrusheanas’ de viaje)

- En Mendoza tuvimos la genial idea de hacer rafting. Fuimos con dos amigos y dos amigas y, en una demostración sin precedentes de falta de coordinación, nos mandamos al río a ver cuanto tardábamos en darle un derrame cerebral de stress a nuestro guía.

En uno de los rápidos, una amiga cae al río. Un río correntoso y lleno de piedras. Antes de embarcarnos, nos habían dado una media hora de explicaciones sobre qué teníamos que hacer si alguien caía al agua. No seguí ninguna. Nos tiramos con un amigo hacia esa punta de la balsa y mantuvimos a nuestra amiga a flote hasta que el guía la sacó del agua. Mientras mi amiga nos agradecía como si la hubiésemos traído sana y salva de Irak y yo sentía una mezcla de orgullo y caída de ficha de que casi me mato, el guía nos llama a mi amigo y a mí. Esperando una felicitación, levanté la cabeza, orgulloso. El tipo usó el resto de la excursión para cagarnos a pedos porque no habíamos seguido ninguno de los pasos y porque casi pierdo mi remo en la estúpida tarea de salvarle la vida a un ser humano y ‘son muy caros’.

- Como seguramente sucede también en Buenos Aires y en todas las ciudades del mundo, cada vez que te escuchan hablar con acento extranjero te quieren cobrar más por todo. ¿Cuál fue mi plan? Intentar imitar el acento del lugar (después de todo, mis amigos argentinos se burlaban de que hablaba como cronista de ‘CNN en español’ después de estar un tiempo con extranjeros). ¿Cuál fue el resultado? Me quisieron cobrar AÚN más, por imbécil.
- En todos los países en los que estuve, los libros son extremadamente caros. Tan caros que hay ‘libros piratas’ (básicamente, fotocopias de los mismos). Aun sabiendo eso, me sentí el más piola de la cuadra cuando conseguí en Cusco el último de Vargas Llosa a menos de la mitad de lo que lo había visto en todas las otras librerías. Aun sabiendo eso, no me pareció raro que estuviera cerrado con celofán. Aun sabiendo eso, casi me tatúo ‘Le gané al sistema’ en la frente. Obvio, eran fotocopias (peores que las que sacaría un pibe del centro de estudiantes dormido) con la cubierta original. Con lo que me encanta todo lo que me recuerde a leer apuntes.
- Hicimos el tour al Salar de Uyuni (Bolivia), un salar gigante donde uno puede (sacarse fotos ridículas) ver una extensión blanca y hermosa hasta el horizonte… solo para llegar allá y que esté inundado. Bueno, no importa. Actitud positiva, al menos los reflejos de las montañas lejanas en el piso de agua son hermosos…

… hasta que se nubla, claro. Ahí uno se siente flotando en medio de algodón sucio.

“Cuando el río suena, agua lleva”.
(sí, a mi amiga)
Refrán

5 comentarios
Lucía Miranda
luciamiranda04

2:46 A.M.

1 comentario
Marcelo Vertua

Hobbies de verano

(parte 3 de 3)

El presente post viene de la entrega anterior y va hacia… ninguna parte.

Así como existe la poesía, el cuento, la novela y las frases maradonianas, creo que los académicos deberían ponerse de acuerdo y, de una vez por todas, formalizar el género Reseña. Es más, si el mundo literario fuese justo, en este preciso momento los “reseñistas” de Editorial Dunken deberían estar en la Feria del Libro, dando conferencias, explicando sus enigmáticas obras y recibiendo la misma atención que un Vargas Llosa cualquiera.
Alguna perlas:

EL LATIDO DEL TIEMPO Cecilia Lamí
Poesía. 68 pág. $30
Sea cada página de Latido del Tiempo, la brújula que señale, al, lector, el camino a la reflexión; porque en cada latido encontrará una vida nuestra. Y el tiempo, será el que traiga una mejor era para la tierra platense.

¿USTED SABE POR QUÉ? Guillermo Raúl Álvarez
Educación. 128 pág. $40.
Es una obra inédita donde aparece la paremiología como ciencia que trata de explicar los dichos, costumbres, etc.
Para la realización de esta obra fue necesario buscar respuestas de las más insólitas.

MONÓLOGOS DIALÓGICOS Guillermo Fernández Lapuente
Narrativa-Poesía. 64 pág.
Aquí hablo conmigo mismo, siempre a través y teniendo como principio la alteridad.
Partiendo de diálogos, intercambio virtuales, historias que me contaron y observaciones directas de la realidad, reflexiono en voz en alta, por medio de la poesía y la narrativa dentro de la suprema lógica existencial.

3 comentarios
Señor G
enano

Llamame

1 comentario
alej

Bedbugs Odyssey, Vida Animada 03/05/2011

Deja un comentario
La lectora

La lectora en medio del tránsito


foto: Silvina Baez

… te adentras en la lectura como en un denso bosque.
Italo Calvino (1923-1985), escritor italiano.

Los transportes públicos pareciera que conspiran para que sus pasajeros sientan sueño. Es por eso que se balancean entre los demás vehículos. No importa cuán lúcido esté el pobre mortal que se aventure a sentarse en uno de sus asientos: los ojos se le nublan, desenfocan lo que están viendo y, como mágicamente, su cabeza rueda hacia un lado y ¡listo! esa es la llave para encontrarse en el mundo onírico.
El andar entrecortado del vehículo la acuna. Las páginas quedaron lejos. La lectora en sus sueños pasea por una versión libre del libro que, descontento, reposa en su regazo creyendo que no lo leen. Gran confusión la del libro.

5 comentarios
Oncex

Atención familia enclaustrada!

ONCEX 2011

Estimados cyborlectores. Pedimos ayuda por esta familia que está siendo rematada con jaulas de pájaros y estanterías viejas. Hemos tratado de hablar a la sociedad protectora de familias de buena fibra y no nos han atendido el teléfono. Para más inforamción acercarse a nuestras sucursales. Necesitamos sacarlos ya del cautiverio. Fernandito el niño rubio de la foto ya sufre de una severa escoleosis por estar tanto tiempo de pie. Matilde su hermana de pelo rojo tiene inconvenientes en el habla, y los padres, petrificados, no pueden hacer nada. Ampliaremos.

1 comentario
Leandro Vicetto

4º capítulo

Buenos Aires, abril del corriente año

Abro el picaporte. Deseo internamente que Anny no esté en casa y de hecho, al entrar y revisar, noto que en efecto se ha marchado. Subo directo a la habitación. Me quito la ropa sudada. El olor irritante, resultado de la mezcla de sangre coagulada y productos de desinfección, aún permanecían, lacerando mis fosas nasales. Me zambullo en la cama, extenuado y cierro los ojos.

…Camino con toda normalidad sobre torsos, a cielo abierto, piso descalzo hiel color oliva. Mientras, flashes me enceguecen formando rayos de tormenta. Helechos caen. Corro escapando de algo que no reconozco. Lloro sangre y creo que soy un santo. Tomo la foto de la imagen de un Cristo. Escucho gritos, escucho mi nombre, repetidas veces. Se enciende un fósforo. Resplandece. Me quedo ciego y confuso…

Aparece Anny detrás de la puerta.
-Son las cinco, ya es hora de que te prepares. Recuerda que tienes una charla en el Hospital.- dice en un tono, para mí, elevado.
-Bien bien- respondo.
-¡Ah! Y llegó este sobre. Tiene tu nombre- dijo mientras lo arrojaba hacia mí.
Lo recojo intrigado, lo abro, saco el papel y, aunque aún veo borroso, puedo leer claramente una frase armada con letras del periódico muy bien pegadas.

1 comentario
Juan P(erro)
Apuestas

Apuestas

Apuestas

Deja un comentario
G + N

Martes 03 de Mayo: si nos dejan

Deja un comentario
Tyler Durden

Jam session

El Colo pone música, Fisu busca desesperado el faso que dice que le quedó del otro día y yo, picador en mano, cargo las provisiones para dentro de un rato. Hoy es una de esas noches de verano, aunque todavía no sea el turno de las vacaciones, que te invitan a tomar una birra en el balcón mientras pensás qué buena que es tu vida. Ojalá hoy esté tan bueno como anoche.

Entramos al bar con ganas de ver una jam session de blues por ahí cerca del Barrio Gótico, en Barcelona. La velada empezó con una banda que tocaba bastante bien, pero no dejaba de ser una banda y nosotros queríamos ver improvisaciones. Aprovechando que todavía la cosa no arrancaba, salimos un toque a fumar. Me preocupa lo bueno que es el faso.

A la vuelta ya la cosa se ponía interesante. Los músicos subían de a pares al escenario, cambiando la mitad de la banda a la vez y se unían en una zapada sinfonía para descoserla así mal. En un momento se encontraban en el mismo escenario Tyson reventando los parches de la bata, Ben Stiller sacándole chispas a la viola con un violento punteo que te daban ganas de colgarte del paraavalanchas y Fidel Castro cantándole a la revolución que se estaba dando en ese antro suburbano.
Sigue leyendo

Deja un comentario
alej
contratapa_224

Contratapa 224, “Sal de ahí”

Deja un comentario