tapa228
neosimio

Músculo ardiente

Ya pasado el aniversario patrio y en vista de las revoluciones televisadas he decidido mandar el aparato redioeléctrico al baño y salir con lo que tengo a recuperar la salud de mi cuerpo.

Enfilo al parque con poca ropa a pesar del frío y busco acalorarme en la fricción de las hojas caidas. Revitalizo mi cuerpo, el trabajo enérgico de mis células que contraen y expanden las fibras es incesante, se revitaliza todo mi ser.

El otoño me acompaña en la cruzada, mis músculos viajan a la vista del público, mi vida se transforma en una bola de fuego, te prendo a mi paso, aprovehcame hoy que es martes.

 

Deja un comentario
Verónica Noonan
teleoalreves228

Mercurio 543

Deja un comentario
Guybrush

Famoso en el anonimato

(AUSENTE CON AVISO)

Los artistas son artistas por dos nobles razones: llenarse de plata y conseguir sexo.
Probablemente te digan que uno es artista para hacer catarsis, embellecer el mundo, expresar sentimientos y bla bla bla, pero no, es por la plata y el sexo. Esa otra lista son un montón de paparruchadas sin sentido que se dicen hasta el momento en que podés comprarte una mansión donde te espera un pequeño regimiento de asiáticas no precisamente para hacer yoga.

Ahora bien, si uno analiza las cosas con detenimiento, también existe una razón que brilla con mucha fuerza en el corazón egoísta y ninfómano del artista promedio: ser reconocido.

A eso nos lleva el escrito de hoy. O la falta del mismo.

El problema de un escritor como yo, además, claro, de la notable falta de talento, es el hecho de que la mayoría de mis escritos son para reírme de alguien. Siendo un escritor satírico, por lo general escribo sobre cosas ridículas pero divertidas que les pasaron a personas varias. El tema es que mi círculo de conocidos es reducido… y lee esta revista.
O sea que cuanto mejor sea mi escrito, más posibilidades de que me trompeen durante la semana tengo.
Ese es el problema que tengo hoy. No estoy escribiendo este panfleto narcótico porque no tengo sobre que escribir, lo estoy haciendo porque todas las anécdotas graciosas en mi haber actual incluyen a alguien que se enojaría terriblemente si ventilo su estupidez. Así que esperando que la semana que viene me suceda algo estúpido a mí mismo, me despido.

“El talento no ha de servir para saberlo y decirlo todo, sino para saber lo que se ha de decir de lo que se sabe.”
Mariano José de Larra

3 comentarios
Hache Blanco

Quejo

Quejo

Sí, me quejo. Porque veo que envejecen. Porque ahorran el esfuerzo. Porque ya están conformados. Sí, me quejo. Porque los veo ahí tirados, moldeando los sillones para el descanso anticipado. Muriéndose de a poco. Soltando lazos, cortando las raíces que regamos estos años. Porque sentarse a esperar no es más que decadencia. Y busco, desesperado, en cada lado, aquella chispa que brillaba. Era fuego en nuestros ojos y de eso no queda nada. Sí, me quejo. Porque busco magia de colado. Porque voy después del brindis. Porque miro hacia el costado. ¿Donde están esos que estaban? ¿Qué fue de lo que pudo haber sido? Tan complejo es mantenerse a tiro, estar siempre listo. No caerse como arena entre los dedos. ¿Cómo no ver con tristeza todo esto que perdimos? Si, me quejo.

H

Deja un comentario
Marcelo Vertua

Born to be wild old

No cuenta lo que te devuelvan los espejos
No importa lo que jure tu DNI,
o lo que retruque la gente que no te ve hace mucho:
tu juventud se venció el día
que nació tu pánico a la muerte.

Deja un comentario
La lectora

La lectora en voz alta


foto: ichis bordetas

Bien y lealmente deben los maestros mostrar sus saberes a los escolares leyéndoles libros.
Alfonso X El Sabio (1221-1284), Rey de Castilla y León.

Aunque casi siempre la lectura sea una actividad solitaria, de vez en cuando a la lectora le encanta compartir historias en voz alta.
Puede ocurrir que lea para una persona o grupo en particular, o que simplemente se ponga a leer por ahí y los oyentes se le acerquen en forma espontánea. En ese caso, hay que estar preparado para que aparezca todo tipo de oyente…

Deja un comentario
alej

Stay home

Deja un comentario
Leandro Vicetto

8º capítulo

Buenos Aires, Hospital de Clínicas
-Deja-vu- escuché, como si fuera una voz en tercera persona, aunque bien sabía que quien articulaba las palabras era yo. Estaba seguro de eso. Atiné a abrir los ojos, pero era tanto el resplandor, que me obligaba a dejarlos cerrados.

-Maldita luz- pensé – ¿Dónde estoy? ¡Anny, Anny!… grité como pude.
- Tranquilícese, doctor. Soy su médico en este momento. Esta internado en El Hospital, en su Hospital. En la sala de terapia. Usted ha recibido una puñalada. Su gente está afuera esperando. Los haré pasar ni bien esté más recuperado. Se ha salvado de milagro por un centímetro. La herida está a la altura del hígado y bien podría haberlo matado. Ahora lo dejaré descansar. Le hemos pasado algunas drogas por vía intravenosa. Cualquier duda, pregunte por el doctor Amsel. Nos vemos en un rato.

Escuchaba que un hombre me hablaba, pero para mí en eso momento me parecía la voz de mi propia conciencia. Empiezo a recordar cosas, pero no podría afirmar si son parte de un sueño o de la realidad. La calle, el bar, el auto negro ¿Qué sería ese expediente con números? y la carta ¿Qué paso con la carta?
Veo pasar personal de lo que pareciera ser enfermería. Hay personas que hablan en voz baja. Susurran a mi alrededor.
-Algo debe estar muy mal- pensé.

Deja un comentario
Oncex
oncex

¿Qué más necesitan?

Esta semana no necesitamos dar demasiadas expicaciones, todo se dá por sí solo. La creatividad de nuestro lúcido equipo de marketing ha dado en el clavo una y otra vez más dejando sin palabras a nuestro comentarista. Qué se yo. Disfrute que nada es gratis.

Deja un comentario
neosimio

El Arte del Yoga y El Yoga en el Arte

Taller de Extensión Universitaria.
IUNA Artes Dramáticas. French 3614

Lunes de 16 a 18 hs.
Empieza el Lunes 6 de Junio

Abierto a la comunidad. No es necesario que seas del IUNA para participar. Más información en dramaticas.iuna.edu.ar/extension/cursos/979-taller-de-hatha-yoga

Más información cecilia.clasesdeyoga@gmail.com

Deja un comentario
Juan P(erro)
juanperro228

todos tienen alas ___ algunos no saben para que sirven

todos tienen alas ___
algunos no saben para que sirven.

Deja un comentario
Lunatika

Suspensión compacta

Heredera del silencio
y de la melancolía compacta,
persigo laberintos sin salida
con puertas desdichadas,
y a mi paso
despeino lo peinado
me entreabro
embadurnada de buenas intenciones,
y dejo suponer que supongan
con suspensión a la duda.
Ante ello
un silencio profundo
desbarata lo perpetuo,
y con quebranto me entretengo
en el musitar
de este endiablado juego,
que acabando,
no ha hecho más
que comenzar

1 comentario
G + N

nada sabe nadie

Deja un comentario
neosimio

Eléctricos en la Ratonera

Eléctricos Asesinos +
Vito Martino & los inolvidables

Jueves 2 de junio
en La Ratonera

Corrientes 5552 / y Serrano

21hs $15

Deja un comentario
Tyler Durden

De minas no sé nada y de fútbol más o menos

Rústico. Así sería con las mujeres
Rústico. Así sería con las mujeres.

Eran las seis en la oficina cuando, con la misma camisa de hace tres días y mis zapatos que no conocen lo que es la pomada, sacaba unas fotocopias mientras fumaba un cigarrillo que desbordaba de ceniza. Fue en ese momento cuando me di cuenta de que últimamente se habían estado sucediendo cosas raras. La ceniza cayó sobre la máquina cuando colgué pensando que hacia mil que no le cargaba crédito al celular y que, tal vez, que todavía me queden diez mangos no era tan buena onda.
No es que sea una persona 2.0 altamente comunicada, pero usualmente le cargo mínimo una vez al mes. Mientras volvía a casa paré a comprarme una lata de coca y, buscando cambio en mi bolsillo, me encontré con un par de preservativos.
Me pregunté por qué últimamente tenía preservativos en todos los pantalones y por qué siempre tenía más de uno.
No es que acostumbre a comprarme una lata de coca todos los días, pero es que últimamente tenía más plata de lo que acostumbro. Y más preservativos. Y más crédito. Y muchísimas más ganas de ponerla. Ahí estaba el asunto. Me había dado cuenta que hacía un siglo que no practicaba la danza horizontal con otra cosa que no sea mi cama. Eso explicaba los forros, la guita y también el soberano engome que me producía hasta la sombra de una teta. Había empezado a usar el celular como agenda porque, como ya no lo usaba ni para hablar ni para mandar mensajes, tuve que darle un uso alternativo. En cuanto a los forros, puedo decir que siempre fui un tipo optimista. Hay un buen número de hombres que piensan que llevar forros es como cantar el gol antes de que entre. No se canta el gol antes de que entre porque sino no entra. Pero no soy cabulero así que llevo forros a todos lados. Porque si justo ese día una profe me dice que hay clase y no llego a poder asistir porque no traje el guardapolvo me la corto y se la doy a otra persona a ver la usa un poco.
Me fui al carajo, la cuestión es que empecé a buscar el por qué de esta situación que dicho sea de paso era absolutamente insostenible y debía ser revertida cuanto antes. Me observé a mi mismo cuando me acercaba a las mujeres y encontré un patrón: todas me mandaban a planchar resortes. Pero también me di cuenta de otras cosas.
Me di cuenta de que seducir a una mujer es como jugar al fútbol. Sí, podes ganar un partido jugando de contra golpe y ser un bostero roñoso terrorista del buen fútbol, pero son casos aislados. Un buen partido se gana con buen fútbol. La permanencia se gana con buen fútbol. Pero en ese entonces esto no lo sabía. Es de conocimiento popular que patear al arco de atrás de mitad de cancha no es una buena idea. Eso era lo que estaba haciendo, cada vez que conocía una minita le tiraba con armas de destrucción masiva a los cinco minutos de haberla conocido. Así jamás iba a entrar. Jamás.
Me tomó un buen tiempo y muchos resortes planchados darme cuenta más o menos de cómo va la cosa: Para hacer gol hay que tocar, tocar hasta encontrar el hueco, gambetear un poquito en el área y colocarla pegada al palo donde el arquero no llega. Así se hace un gol (ahora no me pregunten cómo se coge porque no tengo la más puta idea).

Deja un comentario
alej
contratapa228

Vos, fumá

4 comentarios