tapa244
neosimio

La líbido ardiente

Y subiendo la montaña miró hacia atrás y la tierra estalló en mil pedazos con esperma rojo entre los valles. Y la luz quemó las retinas de los distraídos y alimentó la sangre de los preparados.
Fue la belleza transformada en calor y el calor en multitud de rosotros y genitales húmedos, bocas abiertas, carnes desnudas, penas olvidadas, fue rojo, fue nuestro, fue martes.

2 comentarios
Juan P(erro)
juanPerro

Chuuuuuuuuu!

Deja un comentario
Guybrush

(haciendo como que estoy)

Ganándome el pan…

La semana pasada empecé a trabajar.
El hecho de que esta semana no haya TERMINADO de trabajar es un pequeño milagro.

10 factores hicieron que mi “performance” no haya sido la mejor en esta semana que pasó:

1- Es un trabajo a dos horas de casa y al que entro a las 8 AM. Sí, tengo que levantarme a la hora que acaban de gritar luego de “¡Oh, mierda, se levanta a las…!”. Además, en la primera semana, no solo tuve que levantarme a esa impronunciable hora, sino que tuve capacitación todas las mañanas en un cuarto oscuro mirando un proyector aburrido. La proporción bostezos/minuto era inmensurable.
2- No trabajaba desde febrero, así que levantarme más de dos días seguidos antes del mediodía era un fenómeno (¡MUY!) poco habitual, y se reflejó en mis tareas.
3- Obviamente mi cuerpo recuerda las bellas épocas en las que no hacía nada de nada y me lo reclama con dolores de cabeza, sueño las 24 horas y ganas de matar gente en el subte.
4- Tengo tanto sueño que en el subte me asusto y pienso que me perdí porque no veo la estación “Casa Thames” (Plaza Italia), “Shopping” (Bulnes) o “Bond Street” (Callao).
5- En un momento un gerente pregunta qué día cae 10 de octubre. Varias personas respondimos “lunes”, muy rápidamente. Cuando el gerente en cuestión preguntó: “Hey, ¿cómo supieron tan rápido?”, al mismo tiempo todos dijeron “porque es fecha de parciales”, mientras yo gritaba “¡porque es feriado!”.
6- Creo que ya rompí mi compu.
7- Una chica de Barcelona me está capacitando y me hace buscar datos entre sus archivos… que están en catalán del primero al último.
8- No cumplí una semana y ya pedí el traslado a la sede de Europa.
9- Aun no representa un problema, pero falta muy poco para que las ganas de hacerme un castillo y/o un fuerte con la pila de papeles que me rodea diariamente sea más fuerte que yo.
10- Es mi primera semana de trabajo y ya escribí y subí este artículo en horario laboral.

“No existe pasión más poderosa que la pasión de la pereza.”
Samuel Beckett

1 comentario
La lectora

La lectora y las flores


ilustración: Lucía Miranda

Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo.
Proverbio árabe.

Después de hibernar por meses, la ciudad empieza a despertar. Como en todo despertar placentero, va haciendo pequeños movimientos: una hojita se estira por ahí, una flor se abre por allá. Y otra flor, y otra, y otra. Cuatro flores se desperezan y giran hacia la lectora, quien ni se da cuenta de que tiene, sobre sus páginas, a estas lectoras perfumadas.

Deja un comentario
Marcelo Vertua

Uno hasta Nancy Anka, por favor

Aros. Aros. Aros.

Hoy tenía algo muy importante para comentar, pero no me acuerdo qué. Me pasa cada vez más seguido. Todo el tiempo estoy abriendo la heladera sin saber qué busco. Según averigüé, puede deberse a stress o ansiedad, pero también puede tratarse del sucio alemán exterminador de recuerdos. Alzheimer para los olvidadizos.

Ando tan mal, que casi no me dan el registro de conducir. Al principio de la entrevista la psicóloga me dijo tres palabras, y me avisó que al final tenía que repetírselas. Respondí cuánto era cien menos siete, y el resultado menos siete (un “menos siete” más y me explotaba la cabeza). Deletreé algunas palabras al revés y llegado el momento dije: “ojotas” (¡correcto!), “palmera” (¡correcto!), eehhh… (¡la cinta Gonzalito!). Ahora, ante cualquier inminente olvido, lo primero que se me viene a la cabeza es “aros”, la maldita palabra que casi me quita la posibilidad de manejar (¡con lo que disfruto agarrar el volante en esta puta ciudad!). El otro día, en un asado, no me salía “morcilla” y mandé: “pasame uno de esos chorizos negros…” Al ver que se hizo silencio y que todos se quedaron mirándome sin pestañear, salí con… aros, y automáticamente lancé una carcajada como para aclarar que era… Patético, me sentí peor que si en la cabeza llevara el sombrero de…  (me sale Dolina pero sé que no es, y le pido disculpas a Dolina por mencionar su santo nombre y cirugías estéticas en vano) me sentí como…. ¡Jorge Corona! (la puta madre, tuve que googlearlo).

Mi memoria de largo plazo es un pulpo: sus brazos son tan largos que hasta me acuerdo de estar flotando en la panza de mi mamá y ser torturado desde afuera con Julio Iglesias. En cambio mi memoria de corto plazo es un perro tonto, sin olfato: le arrojo una pelotita y me trae una rata muerta.

Abajo copio el registro que tomé ayer. Quizá lea esto algún experto y me pase la solución, onda: “entrá a Mi PC, Panel de Control, Agregar o Quitar programas…”

 

Lu 19/9/11 – 7.30 AM. – PARADA DEL 130:

“TENGO QUE SACAR $1.25 – $1.25 – $1.25 – $1.25 – $1.25 – CABALLO – $1.25 – $1.25 – $1.25 – CABALLO – CABALLO – $1.25 – CABALLO – CABALLO – CABALLO – ¡CABALLO NO, PERSONA! – PERSONA – PERSONA – PERSONA – PERSONA – GATO MONTÉS – PERSONA – PERSONA – ARANGUTÁN – ARANGUTÁN – ARANGUTÁN – ARANGUNTAN CON GATO MONTÉS – GATO MONTÉS – GATO MONTÉS – GATO MONTÉS – GATO GAUDIO – GATO GAUDIO – GATO GAUDIO – GATO GAUDIO –  MARCELA KLOOSTERBOER EN BOLAS – MARCELA KLOOSTERBOER EN BOLAS – MARCELA KLOOSTERBOER EN BOLAS – MARCELA KLOOSTERBOER EN BOLAINAS – MARCELA KLOOSTERBOER EN BOLAINAS – POLAINAS – POLAINAS – POLAINAS – POLAINAS – POLAINAS – POLAINAS – POLAINAS – OLOR A PATA – OLOR A PATA – OLOR A PATA – OLOR A PATA –  ¡BASTA! – OLOR A PATA – OLOR A PATA – LAS CHACLES – LAS CHACLES – ¡BASTA QUE VIENE EL BONDI! – LAS CHANCLES – ¿$1.25? – LAS CHANCLES – NANCY ANKA – NANCY ANKA – NANCY ANKA – NANCY ANKA – NANCY ANKA – NANCY ANKA…”

4 comentarios
Oncex
oncex244

Ay papito!

Deja un comentario
Hache Blanco

Cuando en la cama son tres

Cuando en la cama son tres.
Se siente lo que falta: El tacto, el aliento agitado, el calor en el cuerpo.
Se siente lo que sobra: el tiempo.
Descansan las caricias
Las palabras se tragan con saliva.
Cuando en la cama son tres
Se pierde la mirada
Se encuentra el vacío impreso en la almohada.
Se escucha el silencio haciendo ruido
Cuando en la cama son tres
Dos pasan al olvido,
mirando en un pedestal a un desconocido.

H

1 comentario
Leandro Vicetto

23º Capítulo

Buenos Aires,
Cruce de Av. Galván y calle Quesada
9.45 hs

En medio de esa confusión se abrió la puerta de mi lado, abrí los ojos para ver qué pasaba y solo llegué a notar como unas manos me agarraban de las axilas y me sacaban del auto. Ya con la cabeza afuera pude ver que eran dos.

-Suéltenme desgraciados- les chillé a los tíos estos -¡Morris! ¡Oficial Morris!- Grité nuevamente, ya en pedido de auxilio.

No se escuchó nada del otro lado. ¿Dónde estaría el oficial? ¿Lo habrían detenido también a él? Pensaba en mi cabeza atontada. Seguía intentando pero al parecer los alaridos que pegaba no parecían disuadirlos. En el término de tres segundos estaba en el piso y antes que pudiera ver de quién se trataba, me colocaron un saco en la cabeza y me arrastraron unos diez metros hasta que finalmente me levantaron y me tiraron en lo que parecía ser el asiento trasero de un automóvil. No podía más del dolor. Grité para ver si alguien me escuchaba pero me callaron de un puñetazo. Respondí con manotazos al aire de mi brazo bueno, pero una mano me frenó y me estampó un trapo húmedo sobre la nariz. Ese olor me era muy familiar, me recordaba a…

2 comentarios
neosimio

Sutilmente


Los sutiles
apresurados callan
al ver como
las gotas se solidifican
en enjambres ensoñados.

Los sutiles
no ven más
que líneas y horizontes,
se decepcionan al instante
y reclutan ejércitos de migas de pan.

Los sutiles
lloran con las películas
de un jueves cualquiera
y se enorgullecen
al protagoniza la que es su propia vida

Son así, sin más.
Sutiles

Deja un comentario
alej
contratapa244

Encubados

Deja un comentario