tapa252
neosimio

Una vida fortaleza

Hemos estado experimentando los efectos del once del once del once en nuestros propios cuerpo. La vitaliad ha inundado nuestras células todas guiada cada una por los corazones de la gente que nos ama y que amamos.

Hemos madurado. Hemos llegado a esta instancia del recorrido donde vemos lo hecho y nos asombra y nos deja plenos de vida, plenos de martes. Disfrute con nosotros.

Deja un comentario
Verónica Noonan
teleoalreves252

de la especie geometría

Ojalá llegues a ser el que eres

(Píndaro)

Deja un comentario
Guybrush

Joda divina

Intento de explicación a la actual crisis económica europea.

“En los primeros relatos de Homero (el ciego, no Simpson) se cuenta que en el Olimpo, cada noche, se cenaba choripan mariposa (chimichurri o salsa criolla a elección) con numerosos vasos de vino tinto.

Cuando este último entraba bien y el criollo sandwich estaba rico, todo era paz, felicidad y orgías. De hecho, la noche en que Zeus bajó a la tierra y fecundó una doncella rápida como patrullero con rumbo a La Continental, engendrando a Hércules, el dios del trueno estaba alegre bajo los efectos de la carmesí bebida.
Ahora, cuando el tinto entraba “para atrás”, o el chori “escupía” grasa sobre las togas, ¡el mundo a la espera de la ira de los dioses! Terremotos, erupciones volcánicas y hasta el Kraken, que, dice la leyenda, es una mascota que se compró Ares una mañana de resaca.

Los dioses se manejaban así, nada de actos de venganza por un amor infiel o de bondad desmedida a través de heroicas demostraciones de amistad; para los caprichosos seres celestiales, todo pasaba por cómo les caía el banquete. De hecho, un día Poseidón cayó con un chimichurri demasiado picante que le dio hemorroides a todos y… bueno, por algo es la ANTIGUA civilización griega.

Actualmente, el país donde se encontraba este paraíso ciclotímico está castigando la economía mundial como el ruso a Apollo Creed en el comienzo de Rocky IV…ejem, perdón, como Ulises al ciclope Polifemo en el canto IX de la Odisea; haciendo que todo se vaya al diablo en una catástrofe moderna.
Mi forma de analizar eso es que probablemente hace poco hubo una joda violenta en el cielo y alguien se quiso hacer el vivo y llegó con un Uvita Fiesta en una botella de Norton. Dioniso probablemente”

Extracto de “Crónicas de un mundo real (en mi cabeza)” por Guybrush

Deja un comentario
Señor G
seniorg252

Asado con la Tablet

SrG.

Deja un comentario
Juan P(erro)
juanperro252

VidaReal

A veces te das cuenta que el arte es superado por la vida real.

Deja un comentario
Marcelo Vertua

Día de la Liberación, seguido de Intimación

No es que me considere un país, pero así como existe el 9 de julio en Argentina, el 4 de julio en Estados Unidos, y el 14 del mismo mes en Francia, desde este año para Mí existe el 4 de noviembre, y debo agradecérselo a Los Martes Miento.
No sé si la revista tiene un alcance inimaginable, o me estaban vigilando. Lo cierto es que Amo, Gerente, Captain-my-Captain o como diablos se llame a aquel que digita tu vida durante nueve horas diarias cincuenta semanas al año, leyó el último post y me regaló un ticket de ida hacia mi libertad incondicional.

Gracias Los Martes Miento, se los digo de corazón y, en serio, no hay problema de que se rían de mi segundo nombre. Lo único que les pido es que me pasen urgente de “meritorio” a “contratado”, y empiecen a depositarme el sueldo que tanto merezco y desesperadamente necesito.
Si no, carta documento.

1 comentario
Hache Blanco
hache252

La nueva medida del Centímetro

Una rama se parte en mil pedazos y deja caer un solo ruido.
Un solo ruido dispara un enjambre de ideas.El zumbido abre mis ojos en forma de sorpresa.
Después de verte llegar inesperadamente…
Tiemblo en un sacudón de hombros.
El frío que siento en el cuerpo se abriga con la piel de una gallina.
Los pasos que imagino vienen hacia mí
Como galgos corriendo entre pulmones.
(Breve pausa)
Ahora estamos a un centímetro nuestro.
Ahora me pierdo.
Ya estamos a un centímetro del suelo.

H

Deja un comentario
La lectora

La lectora saborizada


foto: Vero Mariani

Leer y comer, no puede ser
(Refrán)

Uno de los grandes placeres de la lectora es mezclar libros con comida. En este picnic de primavera tardío, con sándwiches de tomate seco y rúcula y otras delicias, varias lectoras improvisan combinaciones. ¿Habría que tener en cuenta la coherencia entre la historia y el sabor? Por el momento, ellas ni piensan en eso y juntan novelas livianas con cup cakes de chocolate, y cuentos fuertes con jugo de frutilla. Bon appétit!

En este pic nic participaron Vero Mariani, Vero Farías, Romi Lamarque y Vir Sar.

Otras fotos del pic nic, aparecen en: Corazón de algodón, Alma Singer y Espacio Living.

4 comentarios
Leandro Vicetto

Barcelona, Parque Güell – 19.00 hs

Con Anny quedamos en encontrarnos en el Turó de las Tres cruces, o de les tres creus, como dicen por acá.

Había golpeado la puerta de mi habitación luego de la charla que tuve con su padre. Arreglamos un encuentro. Luego de dormir un rato, me preparé y vine a parar aquí. Subí la cuesta en silencio, pensando algo que decir, nada concreto. Eché un vistazo a la ciudad, desde allí arriba se veía imponente, luego recorrí con la mirada y estaba ella, sentada en un escalón al pie de las cruces. Me acerqué, le tendí la mano y subimos la pequeña escalera hacia la parte más alta. Nos sentamos y observamos el paisaje. Podía sentir como me miraba de reojo asique le respondí con otra mirada y la callé ni bien abrió la boca para decir algo.

-Vayamos al Hotel- dije cortante,
sin mirarla, mientras ella
afirmaba con la cabeza.

Ni bien cerré la puerta de la habitación, la tomé de los brazos y la arrinconé contra la puerta, la miraba directo a los ojos. Le arranqué el vestido y dejé que cayera rozando su cuerpo ahora desnudo. La dirigí a la cama y la empujé para que cayera, quedó boca abajo. Ella no se movía, no miraba hacia atrás. Me bajé los pantalones hasta las rodillas y con mi mano aferrando aquella erección me tiré encima de ella. Se la metí, una y otra vez. Estaba excitada, caliente, como yo. Su espalda desnuda arrastró mi mano hasta el cráneo. La tomé de los pelos. Seguía golpeando, más fuerte cada vez. La escuché sollozar mientras mi vista se hacía más y más borrosa.

Cada tanto me venía el mismo pensamiento, la misma estupidez, me preguntaba, cómo sería fumar luego de un buen polvo. -Será para otra vez- me respondí en silencio a la vez que volvía a sentir algo de calidez dentro mío, como si hubiera recuperado algo, mientras, ella dormitaba echada sobre mi cuerpo y yo miraba hacia el techo con la mente en blanco.

Deja un comentario
G + N

Estadíos

1 comentario
Lunatika

Los martes pa´tí

Restricciones,
accesos y entradas,
anhelos sin capricho,
efervescencias contadas,
analgésicas
de la febril indumentaria en cuestión.

Asaltos esperados,
enumeraciones de palabras
que llevan en sí
una carga de confabulación
prescrita por la síntesis
de un hilo rojo.

Un sobre hacia el destino
de la reconstrucción.

Deja un comentario
lion
contratapa252

Saladismo

Deja un comentario