tapa253
neosimio

Constantes y soñantes

He tenido un sueño. La revelación de quien busca sin saber lo que quiere y lo consigue de rebote en una feria de remate.

El sueño consistía en lo siguiente: Era verano, entre tres amigos fundábamos una sociedad. Todo era bello, la gente con su cuerpo y nuestras reglas producía valores que luego cambiaba por papeles de colores que cambiaba por dulces, manteca y pan. Todo era muy bello, lo que sobraba lo juntábamos entre aquellos que habíamos tenido la idea, y de tanto en tanto regalábamos papelitos a los ponecuerpo para que compraran dos o tres mantecas más de las que podían diariamente.

Todo simpre era feliz. La discordia se arreglaba con papeles y algun porrazo a quien se negaba rotundamente a seguir las reglas. Otro sueño loco despolvado de mañana…

Y así la vida. Con viento fresco de primavera y martes… ¿qué más se le puede pedir al mundo?
Los amo.

N.

Deja un comentario
Juan P(erro)
juanperro

mi amigo!

Deja un comentario
Hache Blanco
hache

Cuchillos en el vientre

Cuchillos clavados en el vientre, cada vez que estrangulo mi propio instinto. Vuelta de alambres revolcándose, hartos de la palabra atrapada, estallando por dentro en un solo pedazo de sangre coagulada. Veneno de reloj despertador en caso de urgencia. Manojo de ojos desperdigados por el suelo. La flecha fija esperando la carrera. Puesta a punto del tren delantero para estar listo. Tomo el cuchillo, el del vientre, lo afilo con saliva, unto los brazos de a uno, y me arrodillo a pedir perdón por haber sido una vez piedra viva, fuego, viento y grito al mismo tiempo.

H

3 comentarios
Guybrush

La decisión de Guybrush

¿Pago el boleto y viajo tranquilo o me colo en el tren y vivo al borde del peligro? ¿Soy sincero y le aviso a mi jefe que me equivoqué o me encomiendo a todos los santos y espero a que nadie se entere? ¿Almuerzo un menú ejecutivo y soy un poco más pobre o como un pancho y me arriesgo a trabajar desde el baño?
La vida nos exige que constantemente tomemos decisiones importantes que pueden cambiar el curso de nuestra vida. Decisiones que afectarán nuestro futuro a un punto impensado. La teoría del caos en su máxima expresión en cada una de nuestras elecciones más ínfimas.
Como en “El efecto mariposa”, digamos, pero con menos traumas psicológicos, efectos especiales y universidades yanquis.

El tema que traigo a este número es mi disyuntiva de los fines de semana (se nota que escribí esto un sábado a la tarde): ¿tirarme panza arriba en la cama a ver pelis, matando lentamente a mi descendencia con la compu sobre el regazo.. o salir a reventar (mi hígado) la noche?
Si me quedo en casa todo el fin de semana, siento que perdí la posibilidad de ser brutalmente rechazado por una señorita en algún bar; cosa que no me molesta tanto si el nivel de alcohol es el adecuado. Y si salgo, siento que no hice lo único que no puedo hacer durante la semana, además de faltar al trabajo: descansar.

¿Qué hacer?

Si están pensando: “¿y por qué no salís un poco y descansas un poco?” mi respuesta sería “porque tampoco quiero hacer algo que me obligan a hacer durante toda la semana: Pensar”.

“Cuando debemos hacer una elección y no la hacemos, esto ya es una elección.”
William James

4 comentarios
La lectora

Limericks Cariocas

Anahí y Lucía se conocieron algún martes en Los martes miento. Durante el último invierno fueron construyendo un libro pequeño al que llamaron Limericks cariocas (Editorial Caki Books, Rio de Janeiro, 2011) y que presentan este viernes 25 a las 18 hs en Casa de Letras, Perú 375, octavo piso.

Todos los lectores de los martes están más que invitados.

¡Nos vemos!

Deja un comentario
Marcelo Vertua

Síndrome de match point a favor

En Siempre es medianoche, uno de los personajes de Hanif Kureishi dice: “Las personas enferman cuando no llevan la vida que deberían llevar”. Lo admito: estuve trece años agonizando, llorando y arrastrándome por los pasillos de un laberinto que yo mismo diseñé. Atravesaba los días como si fueran un campo minado: aterrado, furioso, lleno de espanto, soñando en silencio con una vida al revés, acorde con mi manera de pensar.

Al final, cuando el hartazgo le ganó al pánico y desde larga distancia, casi sin mirar, lancé el balón hacia arriba y de pronto encontré el resultado a mi favor, no me creí Manu Ginobilli, sino que me sentí sucio e indigno, indeciso entre huir o festejar.

Ahora no es que esté todo el día tirado en la playa ni tampoco me levanto al mediodía, pero ya no tengo que correr al doctor.

No quiero convertirme en el nuevo Ari Paluch o Bernardo Stamateas, pero creo que a veces, con la excusa de sobrevivir matamos lo que amamos. Mi mayor miedo no era fracasar, si no dejar atrás la culpa y concretar lo que apenas me animaba a desear.

 

1 comentario
G + N

con tacto

Deja un comentario
alexis

Te amo

FA 4 / 19 o Clock / Santa María de los Buenos Aires

Verte asi…

Pensar…

Querer entender

Interpretar…

Esas noches que espere en la ventana tu llegada…

Llegar a la casa y necesitar de vos de tu presencia

Amor incondicional

Sin condiciones todo para mi

Inolvidable

Sacrificio y dedicación

Imborrable tu sonrisa

Paciencia

Y ahora que hare sin vos?

Deja un comentario
neosimio

Dufour Music Festival presenta “Eléctricos Asesinos”‏

“LA MEJOR MUSICA PARA CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE”
El jueves 24 de noviembre de 2011 en el Espacio Cultural Carlos Gardel , Olleros 3640, Chacarita, de 17 a 23 hs, DUFOUR presenta un festival de música diferente.

Entrada: libre y gratuita. Se sugiere la donación de libros para la Biblioteca Lepera que funciona en el Espacio Cultural.

Prensa acreditarse : valerio@valeriorinaldi.com.ar
Evento en Facebook

Deja un comentario
Leandro Vicetto

…Una semana más tarde…

Buenos Aires, Jefatura de la Estación de Policía 10.00 hs a.m.
Cada paso que daba duraba una eternidad. Atravesé el hall de entrada con la mirada puesta en un punto fijo, la puerta del despacho del jefe. En otros tiempos, cuando me acercaba a aquella puerta, el pecho se me llenaba de intriga, de esa sensación de desafío a la cual ya me había hecho un poco adicto. Esta vez era todo diferente. Al traspasar esa bisagra, estaría sentado el asesino de mi amigo, el asesino de Daniels y mi actual jefe. Mi vida había dado un vuelco terriblemente inesperado y en el fondo, sabía que todo esto no iría a terminar bien.
Me detuve unos segundos en el umbral. Sentía las miradas de toda la estación de policía sobre mí, esperando.
Finalmente, doy una inspiración profunda y lo hago. Golpeo tres veces y abro la puerta. Ahí estaba Morris, en su nuevo puesto, en su trono. Estaba firmando unos papeles, o hacia que firmaba.

-Que bien que haya venido, Rostro.- Dijo sin levantar la vista a la vez que extendía el brazo alcanzándome un sobre.-Aquí está toda la información de la misión que le he asignado-agregó sacudiendo el sobre.

Le saco el papel de la mano, doy media vuelta y me dirijo hacia la puerta.

-¡Doctor!- Dice Morris casi llamándome la atención y luego de una pausa arroja ese empacho que parecía llevar consigo.- Se que usted preferiría verme muerto en este mismo instante, lo entiendo, pero las reglas son así. Nadie quiso que fuera de esta manera. Las cartas están echadas y, es usted quien debe decidir qué hacer con el juego que tiene entre manos. Si, de usted depende la elección de andar por la vida lamentándose o tomar parte en esto, en lo que, si bien tengo entendido, se metió fortuitamente, es el lugar donde ahora mismo está parado.
-¿Ya puedo retirarme? – pregunté fastidiado
- Si, vaya. Piense en qué equipo va a jugar y actúe.- dijo tajante.

Deja un comentario
Lunatika

Agradezco

Agradezco tus flores
posadas sobre la bicicleta
relámpago de lluvia,
inercia que precipita
la destrucción,
y desaparece.
Doble verso
para un niño duplicado,
doble verso
con código encriptado.
Un banco que perpetua
el sexo añorado,
intimidad huérfana
de un barrio mojado.
Invitación
al cosmos
para una evasión conjunta.
Doble verso.
Agradezco tus flores

Deja un comentario
neosimio
contratapa253

Cargando

1 comentario