Leandro Vicetto

26° Capitulo

Buenos Aires, Aeropuerto de Ezeiza, Noche
Fui corriendo hacia la puerta de donde vino el ruido del disparo. Un escalofrío me recorrió toda la espalda y casi instantáneamente comenzaron a brotar lágrimas de mis ojos. No había visto nada aún, pero temía lo peor. Desesperado, sofocado, aturdido, me repetía -¡Daniels No! ¡Daniels No!-
Se aparecían ante mí, imágenes de los momentos que habíamos vivido juntos. El tiempo se estiraba de una manera particularmente irónica.
-El sarcasmo divino- pensé.
En ese momento, me detuve en seco, aparecieron dos tipos armados. Me estaban apuntando. Frené guiado por mi instinto. No dije una sola palabra pero no pude contener las lágrimas que seguían cayendo de la impotencia que sentía. Habían matado a mi amigo y yo no podía hacer nada al respecto.
Annette se acercó lentamente e intentó acariciarme la espalda, para calmarme, supongo. La retiré de un empujón. En ese momento, comprendí que no podría hacer mas nada, estaba atrapado, ellos eran mis dueños. Había una sola salida pero no estaba preparado para ello. Tenía que vengar a Daniels, sí, tenía que cobrármelas. Ya pensaría en algo. Estos desgraciados me las iban a pagar y la zorra de Annette también. Ella, ahora, era una desconocida para mí. Me había traicionado, mentido.
-Que imbécil que fui, cómo no me di cuenta de nada- pensé.
Giré en dirección a la salida y me dirigí a paso firme y en silencio hacia el avión. Era un avión particular. Subimos, Annette y yo. Adentro del avión había tres hombres más. Me senté donde me indicaron y esperé. Las turbinas comenzaron a funcionar, aumentaba el ruido afuera y adentro de mi cabeza. Comencé a sentir esa fuerza que ejerce la aceleración del avión en mi cuerpo, me empujaba contra el asiento, en el que me iba hundiendo más y más. Miraba por la ventanilla hacia afuera y sentía una nostalgia creciente. Siempre sentía eso, cada vez que volaba, pero esta vez, esa sensación era mucho más profunda y todavía quedaba un largo viaje.

Leandro Vicetto

Acerca de Leandro Vicetto

Un tipo oscuro. Flamante incorporación de martes, nos deleita con sus relatos en forma de policial negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>