Leandro Vicetto

27° capitulo

Horas más tarde…en vuelo hacia Barcelona
-Sé que me odias en este momento, pero tienes que escuchar lo que tengo para decirte.-dijo ella con tono firme- Como te dije antes, soy hija de Krotter y mi verdadero nombre es Antje Mittermaier. Al nacer, mi padre me inscribió con el apellido de mi madre para que no me persiguieran o me usaran de señuelo para llegar a él, que era muy buscado por asuntos del juego. Mi madre murió durante el parto y quedé al cuidado de Marta, el ama de llaves de la Mansión Ardouin, mientras papá, exiliado en España, vivió en la oscuridad por treinta años. Yo había crecido creyendo que Marta era mi madre, y que mi padre había muerto en un accidente de autos. Marta había inventado toda esa historia con el aval de mi padre. A los veinte años recibí una carta de un tal Krotter que decía ser mi padre y me contaba todo esto. Estaba enfurecida y triste a la vez, me sentía engañada desde lo más profundo. Fue entonces que tuve una fuerte pelea con Marta, con el mundo, con migo misma. Estaba desconsolada. Finalmente me escapé. Robé dinero de la caja fuerte de la mansión y me fui a vivir al Montjuic en Barcelona. Creo que en mi interior quería acercarme a mi padre, por eso fui allí. Estuve varios años incomunicada, viviendo en una Comunidad Autosuficiente. Con el tiempo, la herida de aquella mentira fue cicatrizando y se transformó en curiosidad. Habían pasado diez años y si bien no había perdonado a mi padre, quería conocerlo personalmente. Había hecho averiguaciones a través de un investigador y sabía que Krotter estaba en Argentina nuevamente. Un día me decidí a enviarle una carta y me respondió al tiempo. Volví a Buenos Aires y nos encontramos. Quedamos en hacer encuentro privados, a deshoras y de incógnito, no sé, tal vez para recuperar el tiempo perdido. Un asistente de Krotter, me ayudó a cambiarme la identidad poco más tarde, para que no haya rastros de mis lazos con él. Pasé a llamarme como me conociste, Annette Mitter.
Todo se dio vuelta y se complicó a partir de la muerte de TUC, recuerdas, el cadáver que estaba en la Mansión Ardouin aquel día de abril, ese TUC, era el asistente que me ayudó. El problema con él, surgió cuando se lio con la amante de mi padre, la Señorita Granier. Krotter, al verse traicionado, lo mató a sangre fría. Entonces fue que comenzó la investigación y quedamos en el medio. Mientras Granier estuvo detenida, estaba a salvo. Ustedes la llevaron directo al matadero, aquella noche en Parque Sarmiento. Krotter, intentó sacarte del camino en varias ocasiones, con amenazas al principio y luego, aunque nada era de gravedad, con agresiones físicas, si no te mataron, fue porque estaba yo de por medio, debes saberlo. A todo esto, tú seguiste husmeando, bien a tu estilo, siempre tienes que saberlo todo. Como ves, tuve que pasar a formar parte en esto y tú también, ya están todas las cartas sobre la mesa. Aunque ahora te parezca que todo ha sido una mentira, debo decirte que te amé durante estos siete años que estuvimos casados y si hago lo que hago, es para protegerte. Nada más. Es lo mismo que hicieron conmigo de pequeña. Espero que reflexiones y todo vuelva a ser como antes. Sé que necesitas tiempo.- Agregó Anny en medio de mi silencio.

Leandro Vicetto

Acerca de Leandro Vicetto

Un tipo oscuro. Flamante incorporación de martes, nos deleita con sus relatos en forma de policial negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>