Leandro Vicetto

29º Capítulo

Barcelona,     Sala de Reuniones del Hotel Montcada     11.00 hs
Abro la puerta principal y lo veo. Allí estaba parado, mirando a través de una persiana americana, de espaldas a mí. Entro y cierro la puerta.

-¡Finalmente nos conocemos, Doctor!-Dijo Krotter aún sin darse vuelta.
-Han pasado todos estos años sin saber el uno del otro, Anny no fue muy confidente conmigo respecto a usted, ella no quería involucrarlo en todo este asunto, pero las vueltas de la vida son imprevisibles.- Concluyó
-Ya lo creo- dije casi sin querer
-Al fin de cuentas, Rostro, somos familia.- afirmó mientras miraba de reojo.
-La familia es otra cosa, Krotter- vociferé desafiante.

Se dio vuelta y aunque solo podía ver su figura a contraluz, sabía que mi comentario le había molestado.

-Bien, vayamos a lo nuestro Doctor. Seré claro. Usted está aquí, porque si no estaría muerto. Y no está muerto, porque es el esposo de mi hija. Partiendo de esa base, creo que entiende en qué posición está parado. Podría decirse que, sí, que somos familia y que a partir de ahora usted trabaja para mí.-Dijo terminante.- Pues bien, el trabajo que tengo para usted le es bastante familiar. Se preguntará de qué rayos estoy hablando. Le cuento. No sé si estaba al tanto, de que su trabajo, era útil a los servicios de La Mafia Rusa, allá en Argentina.

No dije una palabra, pero el gesto de mi cara parecía decirlo todo.

-Así es, querido Rostro, usted creía que era un eslabón más en la lucha contra el crimen, pero en realidad estaba trabajando para la Familia del Ruso Volkov, a la cual, su amigo, el inspector Daniels, rendía cuentas.-Agregó sarcásticamente.

Una sensación de vacío, iba subiendo a través de mi cuerpo. El seguía hablando pero yo ya estaba sordo. Comencé a dar pasos hacia atrás, quería irme de allí a aclarar las ideas. -¿Qué estaba diciendo este desgraciado?- pensaba mientras tomaba el picaporte de la puerta.

-Aún no he terminado Doctor, ni lo piense. Sé que se siente estafado por todos.- asintió. Luego de un breve silencio dijo por lo bajo, jactándose.
-Esa es la vida mí querido…Yerno.-

Leandro Vicetto

Acerca de Leandro Vicetto

Un tipo oscuro. Flamante incorporación de martes, nos deleita con sus relatos en forma de policial negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>