Leandro Vicetto

6º Capítulo

Buenos Aires, 7.00 p.m
Era impresionante realmente, estaba desfigurado. Por la atrición de la cara y los hematomas, intuyo que la víctima, habría sufrido una compresión violenta y dinámica. Tal vez, causada por la rueda de un automóvil pasándole por encima.

-Nos veremos en la morgue- dije entre dientes al cuerpo inerte, mientras pensaba en la carta que había recibido.
-¡Bien doc! ¿Ha tomado las fotografías? ¡Luego se lo enviaremos al Hospital!- gritó Daniels, a causa del murmullo de los fisgones.

Asiento con la cabeza y doy media vuelta para seguir viaje. Tenía que ir a la charla sobre “Lesionología” en el Hospital y el sol ya empezaba a caer.

-Tomaré un café de camino- digo para mis adentros.

Mientras iba cruzando la calle, pensaba en Anny, la había visto solo unos pocos minutos en casa y medio dormido.
De repente, una frenada brusca, me saca de mis pensamientos. Un auto por detrás de mí se detiene acechante. Al darme vuelta para ver de qué se trataba, quedo perplejo ante la figura humana que sale por la puerta trasera que, estirándose, clava un puñal en mi abdomen. Bajo la mirada, aturdido. Cuando levanto la vista, el auto ya se había ido dejando una estela de humo.
Caigo de rodillas al suelo con un dolor punzante en mi estomago que sujeto.
El sabor en mi boca. Ahogo. (Fe), en química, es el símbolo del Hierro.

Continuará…

Leandro Vicetto

Acerca de Leandro Vicetto

Un tipo oscuro. Flamante incorporación de martes, nos deleita con sus relatos en forma de policial negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>