Leandro Vicetto

8º capítulo

Buenos Aires, Hospital de Clínicas
-Deja-vu- escuché, como si fuera una voz en tercera persona, aunque bien sabía que quien articulaba las palabras era yo. Estaba seguro de eso. Atiné a abrir los ojos, pero era tanto el resplandor, que me obligaba a dejarlos cerrados.

-Maldita luz- pensé – ¿Dónde estoy? ¡Anny, Anny!… grité como pude.
- Tranquilícese, doctor. Soy su médico en este momento. Esta internado en El Hospital, en su Hospital. En la sala de terapia. Usted ha recibido una puñalada. Su gente está afuera esperando. Los haré pasar ni bien esté más recuperado. Se ha salvado de milagro por un centímetro. La herida está a la altura del hígado y bien podría haberlo matado. Ahora lo dejaré descansar. Le hemos pasado algunas drogas por vía intravenosa. Cualquier duda, pregunte por el doctor Amsel. Nos vemos en un rato.

Escuchaba que un hombre me hablaba, pero para mí en eso momento me parecía la voz de mi propia conciencia. Empiezo a recordar cosas, pero no podría afirmar si son parte de un sueño o de la realidad. La calle, el bar, el auto negro ¿Qué sería ese expediente con números? y la carta ¿Qué paso con la carta?
Veo pasar personal de lo que pareciera ser enfermería. Hay personas que hablan en voz baja. Susurran a mi alrededor.
-Algo debe estar muy mal- pensé.

Leandro Vicetto

Acerca de Leandro Vicetto

Un tipo oscuro. Flamante incorporación de martes, nos deleita con sus relatos en forma de policial negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>