Leandro Vicetto

9º Capítulo

Mientras tanto…en el Hospital de Clínicas
El Inspector Daniels subía la escalera del Hospital hacia la habitación de Rostro.
En el pasillo no había nadie. La luz fría de los corredores lo perturbaba. Luego de subir hasta el piso once por la escalera, ya cansado y agitado, comenzó a escuchar las alarmas de los aparatos reverberando en el silencio de los pasillos, mezclado con el sonido eléctrico de las luces blancas. Eso lo inquietaba sobremanera. Aceleró el paso casi a un trote, entonces, entre zancada y zancada, vio una colilla de cigarro a medio terminar aplastada en el piso, todavía ardiente; ese paso acelerado se transformó rápidamente en carrera, desenfundando al mismo tiempo, la pistola que llevaba siempre cargada. Una Colt Python. Al asomarse a la puerta de la sala de internación donde estaba su amigo y ver a un hombre vestido de negro sujetando una almohada sobre la cara de Rostro, le apuntó decidido, vio la muerte misma. Disparó.
El malviviente quedó tendido en el suelo con los brazos abiertos y un tiro en el ojo izquierdo.
El ruido del disparo despertó a Rostro quien aún dopado se incorporó.

-¡Allí estaba! – Pensé- lo que había visto en aquel sueño era una epifanía.
“Lloro sangre y creo que soy un Santo” era yo mismo ahí tirado, muerto-.

Daniels, que vio a su amigo queriendo levantarse, se arrimó de un salto y cuando lo tomó en brazos, su amigo balbuceo: -Lo conozco-.

Leandro Vicetto

Acerca de Leandro Vicetto

Un tipo oscuro. Flamante incorporación de martes, nos deleita con sus relatos en forma de policial negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>