Guybrush

El bus de los animales (surrealismo andino en dos partes)

Parte 1: !Jugalo a la Quinela!
- Subiendo al micro: Sucre-La Paz.
Mientras me acomodo en mi asiento veo que sube y se acerca por el pasillo un chico de unos 15 años, con la cabeza gacha y balbuceando algo. Se frena frente a mi, sin mirarme. Sigue balbuceando.

Ahora que lo tengo cerca escucho que dice: “El asiento 22. ¿Dónde está el asiento 22?”, una y otra vez, sin parar. Como es el asiento justo enfrente mío, le digo: “Es ese de ahí, al lado tuyo”. No me presta atención y sigue con su letanía: “El 22, ¿dónde está el asiento 22?”. Le vuelvo a mostrar y no me presta atención, hasta que finalmente le digo: “Es ese de ahí, al lado tuyo, loco”.

En ese momento le agarra un ataque de nervios. Empieza a gritar y llorar. Dice: “No soy loco, ¿por qué me dices loco, eh? No tienes que llamarme así. A lo sumo loquito, pero no loco. Maldito, no me llames así”.

Completamente perdido (y un poco asustado), no sabía que responderle. En ese momento una señora se para de su asiento y me dice: “¿Eres argentino, verdad? Porque sé que allí ‘loco’ es una expresión muy común, pero acá es un insulto muy fuerte”.

“Oh, no lo sabía”. Perfecto, había insultado a un pobre pibe. La señora siguió…

“Además, Sucre es la ciudad de Bolivia con más hospitales psiquiátricos; probablemente el chico esté realmente loco, y con permiso de salida viene a la terminal a vender caramelos o algo”.

Ok, oficialmente un nuevo récord para mi ya de por si lisiada interacción social.

Toda esta charla con la amable señora fue con el pibe al lado nuestro, mirándonos. Una vez que le explicamos que en Argentina ‘loco’ significa algo como ‘amigo’, me sonrió y luego, mientras que intentaba vender chicles a los pasajeros, me señalaba (a esa altura habría pagado fortunas por un bigote falso y anteojos de sol) y decía: “El me dijo ‘loco’, pero en su país significa ‘amigo’”.

Así que no solo lo insulté, ¡sino que para los pasajeros venía de un país exótico donde insultamos a nuestros amigos, boludos!

La Parte 2, la semana que viene.

“La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.”
Heinrich Heine

Guybrush

Acerca de Guybrush

Un pibe como cualquiera. Trabaja en un lugar que no sabe si es el suyo, tiene dudas existenciales, algunos amigos y busca a la chica de sus sueños. Un poco torpe, buena gente y siempre con alguna idiotez chistosa para decir. guybrush@losmartesmiento.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>