Leandro Vicetto

El Diario del Dr. Rostro

Rostro: Doctor en medicina forense. Fotógrafo. Así lo conocen. Al menos, de esa manera lo presenta el Inspector Daniels a cualquier distraído, cada vez que tiene oportunidad. Casado con Anny, quien soporta horarios y vicios,  y por qué no, la frialdad que lo caracteriza.

Buenos Aires 12 de abril del corriente año.
Ni siquiera asoma la claridad del alba. Así desayuno el aire espeso. Miro el reloj y cruzo el portal. La casa huele a humedad, me recuerda a mis visitas al cementerio, los ataúdes, el olor a orín de gato. Como imaginaba, el cuerpo descubierto, aún rosado. Saco mi cámara, ajusto el fotómetro y comienzo mi trabajo. La sangre coagulada en las fosas nasales me inquieta. Ya veremos que le ha pasado a este en la camilla de la morgue. En un lado de la pantalla, me llama la atención la uña del meñique por demás crecida. Cocaína pensé. Ajuste de cuentas, tal vez. Mientras mi colega hace un raspaje en su nariz, tomo un primerísimo primer plano del orificio de la bala, bien debajo del mentón. Alcanzo a ver una esquirla de hueso con el zoom al máximo. Se conocían, pensé. Tomo un par de fotos más. Reviso el cuerpo con la mirada mientras guardo la cámara. Anny debe estar durmiendo, imagino con envidia.

- ¿Comemos algo, inspector? – Pregunto a Daniels. Ya está amaneciendo y se me ha abierto el apetito.
- Claro, nos vemos el la esquina, donde siempre, mi amigo.

Leandro Vicetto

Acerca de Leandro Vicetto

Un tipo oscuro. Flamante incorporación de martes, nos deleita con sus relatos en forma de policial negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>