Hache Blanco
hache

Ellos que exploten que yo sigo celebrando

Ellos arman una lista y enumeran conductas ajenas, desconocidas, “síntomas”, que le dicen. Los archivan de manera sistemática, para que haya orden. Para saber cómo comportarse en tal caso. Ellos hablan, mucho, enuncian todo lo que dicen sus libros gordos, obesos. Libros que se llenan de pelusa, decorando bibliotecas. Su mandato, siguen de manera fervorosa, a su manera, convenientemente, cómodamente, ajustadamente. Para seguir la línea, para tener todo a raya. Porque siempre es más fácil negar lo que se siente que quedar solo remando contra la corriente.

(Diez segundos para reflexionar)

Eso es lo que ellos quieren que creamos. Nadie rema solo, aunque ellos dicen lo contrario. A quién seguir en estos casos, podrías preguntarte. Recuerdo aquel canto: Cada cual atiende su juego, cantábamos de niños. Que así sea, para siempre, porque si de ellos dependiese, el mundo sería un desperdicio y nosotros seríamos las bacterias.

H

Hache Blanco

Acerca de Hache Blanco

A causa de sus graves problemas de memoria, Hache decidió escribir su vida y para empezar, se dice a si mismo: "Hache...¡Cuidado con el Hacha!" www.sonidoblanco.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>