Hache Blanco
hache

En si no da placer

El dolor en si no da placer, es el fruto después de las espinas. ¿Vale la pena? Eso lo mueve, lo intriga.
Se mete en el cine de costumbre a ver la película de su vida y saca en claro la mismísima duda.
Toma un trago de su silencio de tumba y espera. Pide un deseo que sabe bien imposible. Sabe mal como de costumbre.
Se fuma sus ideas para evitar la abstinencia y piensa en su cama. En la cama.
Se desnuda hasta quedar piel y huesos y se toca. Se masturba. Terrible mente.
Piensa en su chorro de ansias bañando un hueco ajeno a si mismo. Las paredes oyen, pero esta vez se mojan de enjambres (miel de abejas) y el calor se afiebra en su entrepierna erecta.
Se mete en sus venas nublando su cabeza.
Sueña con pesadillas tan bellas. Sueña con el sudor de otro cuerpo que conoce,
que bien sabe o sabe tan bien.
Usa sus manos, usa sus dientes, dejando escapar una lengua sedienta que en su vientre habla más de mil idiomas.
Los ojos se dan vuelta, los cachos de carne se evaporan. Hace un viaje anhelando la vuelta.
Solo
Una noche
Solo un instante.
Aunque quede en la memoria,
Solo en la memoria.

H

Hache Blanco

Acerca de Hache Blanco

A causa de sus graves problemas de memoria, Hache decidió escribir su vida y para empezar, se dice a si mismo: "Hache...¡Cuidado con el Hacha!" www.sonidoblanco.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>