Hache Blanco

La misa

Coleccionando noches. Pararse en primera fila haciendo pogo en una misa religiosamente repetida cada fin de semana. Recitando poemas como fórmulas mágicas. Olvidarlo todo en el fondo de un vaso roto y pasar las cuatro estaciones esperando a que llames. Hacer caso omiso de consejos, endureciendo el cráneo contra una pared llena de chichones. Entrega de amigos a domicilio, sin receta y sin turno. Escuchar música en divanes. Letras de canciones escritas en papel de Biblia diciendo la palabra exacta. Así era una jornada laboral completa y hacíamos horas extra. Hoy me pagan cash o en caja de ahorro para saldar lo que debemos en treinta y dos pulgadas planas.

H

Hache Blanco

Acerca de Hache Blanco

A causa de sus graves problemas de memoria, Hache decidió escribir su vida y para empezar, se dice a si mismo: "Hache...¡Cuidado con el Hacha!" www.sonidoblanco.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>