Marcelo Vertua

Las cosas como son, y la batata que no es Clerc

(Espacio cedido por MV)

A esta altura, con todo lo que se habló, (empezando por mi abuela, pasando por Viviana Canosa y terminando por Amigacho), lo que yo diga poco importa… Por eso elijo este espacio: es modesto, no busca escándalos, y a la vez es cálido y acogedor.
Desde que quedé embarazada, con Gonzalo veníamos mal. Estábamos tan mal, que él no se daba cuenta… y la que se quedaba “mal-mal” siempre era yo. Sí, leyeron bien: como buena embarazada (¡el cambio hormonal es terrible!), yo estaba más necesitada que Marcela Feudale, y al tonto de mi marido eso le daba impresión. Decía que tenía miedo de rozarle o mancharle la cabezita al bebé, y esas cosas. Así un mes, dos meses, tres…
Sé que pertenezco a una especie de realeza argentina. Pero no me importa. Mi vida es mía y no se me cae ningún anillo (el de casada ya no lo uso, se lo agradezco a los paparazzis). Cuando hablo es para decir las cosas como son: la farándula argentina es patética, que yo sea actriz demuestra lo mediocre que es la T.V, no me gusta por bicisenda, el Gato Gaudio coge mal, y tengo pesadillas horribles en donde me caigo dentro de las arrugas de mi abuela.
Para que sepan, Martín me conquistó de una manera muy simple, casi elemental: el día que nos conocimos, fuimos a un bar y nos pusimos a hablar de todo un poco. En un momento, como me sentía contenida, le conté “mi problema”. Entonces hizo algo que no me lo olvido más: le dio un trago al coñac que había pedido, se acomodó los ruletes detrás de la oreja, me miró fijo a los ojos y me dijo: nena, si yo fuera tu marido, ya mismo te entierro la batata.
Sentí un estremecimiento, le encajé un cachetazo y acto seguido le di el beso más loco y apasionado que mi lengua recuerde. No hubo palabras. Arrancamos directo hacia el telo más cercano, y me la mandó a guardar bien guardada. All night long.
Como ya expliqué, odio ventilar mi vida privada, pero tampoco puedo andar ventilándomela al calor de la abstinencia. Soy directa, soy intuitiva, me gustan los riesgos, leo los consejos de la Para Ti, y puedo aceptar que mi pareja no me entienda… pero que no me “atienda” es otro tema.
Saludos a todos, y recuerden que voy a estar con ustedes cada que sean lo que son, o cada vez que compren la Paparazzi y yo esté como una papanatas en la tapa.

Juanita

Marcelo Vertua

Acerca de Marcelo Vertua

La información biográfica de MV, al igual que su vida, se encuentra en permanente estado de reconstrucción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>