Hache Blanco

Los Nombres

Esa última cornisa se cubrió de hojas de un otoño del pasado. La caída, el precipicio, se alejó como el tirano. Prenderle fuego a un verso escrito con limón y escrito a mano.
Volver sin dar la vuelta, sin seguir otros pasos, sin abrir la tapa de aquel cofre sellado. Elegir hasta cuando.
Como hoja seca, cae mustio el folio ardido; su declive huele al derrumbe, a la tinta fresca del certificando de defunción recién firmado. Por las dudas, por si acaso, están los nombres como guías, monolitos en la nada como oasis de una ruta sin carteles, dejan rastro de algún cauce que se va fuera de página en el mapa ajado, donde el margen se transforma en un sueño que se pierde yendo al baño por la noche a oscuras y tanteando.

H

Hache Blanco

Acerca de Hache Blanco

A causa de sus graves problemas de memoria, Hache decidió escribir su vida y para empezar, se dice a si mismo: "Hache...¡Cuidado con el Hacha!" www.sonidoblanco.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>