Guybrush

Ni redonda ni cuadrada…

(Ni de ninguna otra forma geométrica).

Para los que me siguen desde hace un tiempo, saben que hasta que me lesioné el año pasado practicaba atletismo. Para los que no me siguen desde hace tiempo… hasta que me lesioné el año pasado practicaba atletismo.*

Desde comienzos del 2008 cambié el clásico futbol de fin de semana con los amigos por entrenar arduamente en el mundo de las carreras de calle. Al menos hasta que mi rodilla (muy buena onda ella) dijo “basta”. Ahí me dediqué a arduamente emborracharme todos los fines de semana con amigos.
Pero este fin de semana pasado (o sea, tres años y medio después de mi último partido y más o menos un año después de la última vez que corrí más de tres cuadras), tratando combatir la clásica depresión de domingo, le dije al pibe que organiza los partidos: “Sí, voy…”

Error.

Recuerdo que lo que cruzó por mi mente antes de que la pelota se empezara a mover fue: “Ojalá sea como andar en bicicleta”.

¡Parecía que estaba haciendo otro deporte!
Cuando todos corrían hacia la derecha, yo estaba volviendo de ahí.
Cuando me la pasaban, mi cerebro me avisaba con tres segundos de delay, como los subtítulos de una película defectuosa bajada de Internet.
Parece que luego de estar años acostumbrado a las suaves amortiguaciones de una zapatilla de running, patear una pelota de papi-futbol… duele.
Perdí el aire a los cinco minutos y no lo encontré más.
Me dolían las articulaciones, los músculos, los huesos y los pelos.
Nadie se acordaba mi nombre (todos me gritaban “¡Bien igual, Javi!”). **
Y mi rodilla (la copada) se la pasaba diciéndome, en un código Morse de pinchazos y tirones: “¿Sos estúpido? ¿Qué hacemos acá? ¡No! ¡No metas la pierna ahí!”.

Al menos que volver a andar en bici después de tres años te cause humillación, dolor físico, sensación de estar perdido en tiempo y espacio, ganas de vomitar, falta de aire y deseos irrefrenables de irte corr… rengueando a tu casa… no, no es igual.

“Tengo dos problemas para jugar al fútbol. Uno es la pierna izquierda. El otro es la pierna derecha.”
Roberto Fontanarrosa

* Hice el mismo chiste hace un par de semanas, pero si no me seguías, es nuevo para vos. ¡A reír!
** Para algún despistado por ahí, me llamo Gabriel.

Guybrush

Acerca de Guybrush

Un pibe como cualquiera. Trabaja en un lugar que no sabe si es el suyo, tiene dudas existenciales, algunos amigos y busca a la chica de sus sueños. Un poco torpe, buena gente y siempre con alguna idiotez chistosa para decir. guybrush@losmartesmiento.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>