Guybrush

Peligrosos, caros y lentos

(ultimas anécdotas ‘Guybrusheanas’ de viaje)

- Con mi amigo y compañero de viaje visitamos Machu Picchu hace unas semanas. Un lugar hermoso y lleno de espiritualidad. Y de piedras resbalosas, no olvidar las piedras resbalosas. Nos levantamos a las 3 AM para esperar unas horas en la oscuridad abajo de la lluvia así quedábamos entre los pocos con el privilegio de escalar el Wayna Picchu… una montaña donde se mata gente. Cool.
Al subir vimos que era complicado, pero accesible. Al rato llegamos, transpirados, muertos de cansancio y golpeados, pero muy contentos, realizados… y recibidos por un chaparrón. Decidimos bajar rápido para que no nos agarre la tormenta en plena montaña… idea que también tuvieron las 198 personas que subieron en el mismo turno que nosotros. Todos, a punto de caernos encima de otro y provocar el efecto dominó menos divertido del mundo, empezamos la bajada. Resulta que bajar no es tan fácil… todo resbala más, hay menos lugares para agarrarse y estar debajo de la lluvia no ayuda. Muerto de miedo y pensando que si me caía no iba a ver pasar mi vida frente a mis ojos sino un montón de hojas y ramas, mucho tiempo después, llegué abajo.
Comentando mi experiencia cercana a la muerte con otro ‘sobreviviente’ me dice: “Pero, ¿no viste que al lado de esa bajada hay una nueva mucho más fácil y segura?”
“Mmm no, la verdad que no”.
“¡Claro! La que usaste vos es demasiado peligrosa, ya nadie la usa. Murieron muchas personas ahí”.
Faltaba que me dijera que al lado de donde yo estaba coqueteando con la muerte había un ascensor que me llevaba hasta la base mientras me daban un jugo y unos masajes.

- Llegamos a Sucre a las 5 AM, muertos de frío y de sueño. Por suerte teníamos reservado el hostel, así que subimos directamente a un taxi y, luego de darle la dirección, le preguntamos cuanto nos cobraba hasta allá. Nos dijo si nos parecía bien 25 bolivianos (unos $15). Le dijimos que sí muy confiados, haciéndonos los cancheros y sabiendo que la terminal estaba lejos del centro, así que seguro el precio iba a ser adecuado. Mientras nos acomodamos en los asientos, vemos en el estacionamiento de la terminal un cartel con el nombre del hostel. Al lado del nombre un mapa. Un mapa donde se veía la terminal, una flecha que cubría una cuadra y media y nuestro hostel. El taxi arrancó y antes de que pueda decir “Que lo re parió”, ya habíamos llegado. No solo pagamos 15 mangos por dos cuadras, sino que para ir al centro hacíamos una peregrinación diaria.

- De Bogotá a Medellín a dos rutas posibles. El día que decidimos viajar, una tenía una montaña encima (los derrumbes son perturbadoramente comunes por la zona) y la otra estaba tan inundada que el peaje te lo cobraba Acuaman.
¿Qué hizo el conductor del micro? Tomó las dos. Un ratito en cada una. Esperando horas y horas en una para ver si limpiaban el derrumbe y, cuando eso no pasó, esperando horas y horas en la otra… a que el agua se evaporara, supongo.

- Hace unos días me fui al Parque Nacional Tayrona. Un paraíso en el norte de Colombia donde nos dedicamos a recorrer playas, tomar sol, ver animales en su hábitat natural, caminar horas y horas por la selva, pagar fortunas por una botella de agua, dormir en hamacas húmedas y olorosas, recibir un ataque de monos, paranoiquearme de que me lleve un tsunami una noche de tormenta y dejar un pedazo de pierna en un coral por hacerme el banana. Toda una experiencia de vida.

“Es más fácil soportar la muerte sin pensar en ella, que soportar el pensamiento de la muerte.”
Blaise Pascal

Guybrush

Acerca de Guybrush

Un pibe como cualquiera. Trabaja en un lugar que no sabe si es el suyo, tiene dudas existenciales, algunos amigos y busca a la chica de sus sueños. Un poco torpe, buena gente y siempre con alguna idiotez chistosa para decir. guybrush@losmartesmiento.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>