Verónica Noonan
teleoalreves

Postcrucifixión

…Entonces ya estaré vestida de sol,
con nuevos sueños colgando en mi cintura,
y no me dará verguenza acariciar mis piernas desnudas.
Y miraré hoy, por última vez a mi ayer, sólo para decirle: Todo ha sido hecho…
Ya nadie me sabrá reconocer. Y es liviano. Y mis cuatro jinetes ya tienen mano, mapa y Vida.
No he muerto. Ni he resucitado.
O sí, pero eso es mío, amigo….

-anonimus-

Verónica Noonan

Acerca de Verónica Noonan

Veamos el mundo desde su particular perspectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>